11.10.2015

TESSA®: VATTENFALL apuesta por la monitorización de flotas MR en la central eléctrica de Boxberg


La central eléctrica de Boxberg en la Alta Lusacia (Sajonia) es una de las mayores centrales eléctricas de Alemania. Con una potencia total de 2575 megavatios, la central eléctrica contribuye considerablemente al suministro básico en Alemania. Con el fin de poder detectar prematuramente posibles averías y evitar fallos, los responsables apuestan por distintos sistemas de monitorización de MR, como la novedosa monitorización de flotas TESSA®.

Durante la monitorización, el explotador presta atención especialmente al análisis de gases. Por este motivo, desde hace tiempo Vattenfall ya dispone de sensores DGA (análisis de gases disueltos) con hasta once gases medidos. Además, se utilizan múltiples instalaciones de refrigeración inteligentes y TAPGUARD® 260. Los técnicos de MR han ampliado el volumen de prestaciones de los TAPGUARD® instalados de forma que ahora se soportan todos los protocolos de comunicación usuales.

Todas las señales que hasta ahora todavía no se habían registrado, son controladas desde hace poco por un sistema de monitorización específico del cliente cuya base es la tecnología ISM®. Los distintos sistemas se han integrado mediante protocolos del sistema de control como IEC61850, IEC60870-5-104 u OPC DA. Acumular, analizar y guardar estos múltiples datos de los distintos sistemas constituye un reto muy especial. Justo la tarea adecuada para la monitorización de flotas TESSA® de MR. El innovador sistema para supervisar flotas enteras de transformadores basado en ISM® cumple todos los requisitos necesarios. Además de la agregación de datos, el guardado de datos y el análisis también se realizan a través de TESSA®. El objetivo de TESSA® es diseñar de la forma más sencilla posible la administración y el mantenimiento de los transformadores. Hasta ahora, el gestor de activos apenas tenía acceso a los valores en línea de los transformadores. Con TESSA® dispone de toda la información de un vistazo: el estado de todos los transformadores, valores de medición y mensajes de error actuales, las tendencias y estadísticas resultantes de los mismos así como recomendaciones para el mantenimiento. La tarea del sistema de monitorización de flotas radica claramente en la prevención de fallos mediante su detección y la evaluación consecuente de indicadores prematuros. Como resultado, se ofrecen al usuario las indicaciones esenciales y recomendaciones para su gestión.

Para ello, tiene a su disposición múltiples herramientas que detectan automáticamente cambios en la tendencia. En este sentido, cabe citar funciones/análisis matemáticos, como valoraciones estadísticas, así como procesos de evaluación probados según normas de IEC, IEEE o Cigré. Asimismo, se han integrado procedimientos para evaluar el estado del cambiador de tomas bajo carga como principales conocimientos especializados de MR.

Todos estos mecanismos funcionan de forma completamente automática en TESSA® para evaluar los valores medidos y calculados y avisar al usuario mediante indicación en el PC o el servidor u opcionalmente mediante aviso de alarma en el sistema de control y/o por correo electrónico o SMS. A continuación, el gestor de activos puede decidir si deben tomarse medidas y cuáles deben ser. ¿Pueden retrasarse las medidas hasta una fecha de mantenimiento estándar o deben tomarse previamente? ¿Qué trabajos y prestadores de servicios deben planificarse y cuándo? TESSA® facilita esta planificación detallada. El resultado son una planificación y ejecución de los trabajos precisas en caso necesario así como tiempos de mantenimiento optimizados.

 

La central eléctrica de Boxberg es una de las mayores centrales eléctricas de Alemania. Los cuatro bloques tienen una potencia total de 2575 megavatios y queman más de 2000 toneladas de carbón por hora. Además de los cinco transformadores para máquinas utilizados para ello, que transforman la potencia generada en la tensión máxima, una central eléctrica de este tipo también necesita transformadores adicionales para la alimentación de la infraestructura propia. Esta la cubren varios transformadores para autoconsumo. Además, para posibles arranques autógenos tras un 'blackout' se reservan otros transformadores de redes compartidas. Con ello, los transformadores ofrecen una amplitud de servicios desde transformadores para autoconsumo pequeños con 40 MVA hasta los grandes transformadores para máquinas con hasta 1100 MVA.

t.krueger@reinhausen.com