Política empresarial

Consideramos que la orientación hacia la calidad, la protección medioambiental, la idea de la seguridad y la conciencia del riesgo constituyen un factor de éxito decisivo en la competencia global para nuestros clientes y con ello también para nuestras empresas y empleados.

Por este motivo, la calidad de nuestros productos y servicios, así como la consideración de las cuestiones medioambientales y de seguridad tienen la máxima prioridad en nuestra empresa y son un componente integral de nuestra filosofía empresarial.

Con el fin de poder satisfacer este requisito, nos comprometemos a desarrollar un sistema de gestión según las normas reconocidas internacionalmente DIN EN ISO 9001, DIN EN ISO 14001, así como a integrar en el mismo los asuntos relacionados con la seguridad laboral (p. ej. según OHRIS o normas similares como 45001) y seguir perfeccionando continuamente el sistema.

Además, cumplimos todos los requisitos de la KTA 1401 (homologación de centrales nucleares), así como todas las normas relevantes para nosotros de las directivas ATEX incl. la DIN EN ISO/IEC 80079-34 para productos con protección Ex.

Los procesos del sistema de rendimiento de procesos (PPS por sus siglas en alemán) también incluyen las cuestiones del ámbito acreditado (entre otros, el campo de prueba de MR GmbH incl. el equipamiento de medición), que a nivel de organización está arraigado en la técnica y que funciona según las normas de la ISO 17025.

A partir de la planificación continua de la estrategia empresarial, cada año se derivan objetivos empresariales y puntos clave de actuación. La comunicación de los objetivos se realiza según el principio top-down y para evitar malentendidos (interpretaciones erróneas) no está arraigado de forma llamativa en el sistema.

El sistema de gestión de la calidad, el medio ambiente y la seguridad integrado en el PPS sirve para garantizar la implementación sistemática de la estrategia empresarial.

MR desea diferenciarse de la competencia mediante una calidad superior de sus productos y servicios y con ello también de los procesos subyacentes. En este sentido, la calidad significa en general el cumplimiento de los requisitos establecidos. Los requisitos concretos están marcados sobre todo por el mercado principal, aunque entre otros también por el legislador y el sistema de objetivos de la empresa.

 

La política de calidad está marcada por los principios

Negociación orientada al cliente (cadena de valores MR-cliente)

La base de la calidad de nuestros productos y servicios la sienta el cliente. El cliente es el receptor inmediatamente posterior en la cadena de procesos del respectivo suministro y/o servicio. Por nuestra parte, nos basamos en el grado de la satisfacción del cliente lograda, así como de las ventajas generadas para el cliente. Y esto también se aplica para servicios que se prestan en nuestro nombre en el comercio y el servicio de atención al cliente.

Cero defectos en el cliente (responsabilidad de cada individuo como eslabón de la cadena)

El objetivo de "cero defectos en el cliente" precisa seguridad y estabilidad en toda la cadena de procesos (desde el proveedor hasta el envío). Los factores calidad, costes y plazo determinan nuestro esfuerzo diario por lograr la máxima satisfacción del cliente. Para ello, determinamos la satisfacción del cliente en ciclos definidos, medimos la tasa de reclamaciones e iniciamos mejoras de proceso y producto allí donde sea necesario.

Mejora continua (reducir la complejidad, eficiencia)

La mejora continua de productos, servicios y procesos (fuerza innovadora) ofrece al cliente un valor añadido constante frente a la competencia y garantiza el éxito empresarial. La competencia y motivación necesarias de nuestros empleados contribuyen considerablemente a garantizar los puestos de trabajo. Para ello utilizamos las opciones de formación continua logradas a nivel interno (catálogos de formación continua), pero también las ofertas a nivel externo.

y la estrategia empresarial, que es vinculante para todos los empleados.
La cualificación y el compromiso de todos los empleados es el requisito para una política de calidad satisfactoria.
La dirección de la empresa se ha propuesto facilitar los recursos necesarios para ello.

Como fabricante de bienes de inversión duraderos, en el marco de las posibilidades técnicas y económicas procedemos de forma responsable con los recursos naturales. La base de nuestro negocio son las leyes y disposiciones.

La política medioambiental, como componente integral de la política empresarial, debe contribuir a la protección sistemática del medio ambiente. Tiene que orientarse a los objetivos empresariales establecidos y es vinculante para todos los empleados. La protección sostenible de nuestro medio ambiente es un objetivo empresarial vinculante.

Principios

Más que tan solo seguridad jurídica

Nos comprometemos a cumplir las leyes y las disposiciones referentes a la protección medioambiental. En cuanto a la viabilidad económica, también queremos utilizar las opciones para la protección medioambiental que van más allá. De nuestros proveedores y contratistas esperamos que nos ayuden en este sentido.

Protección medioambiental preventiva

El impacto medioambiental de distintas decisiones ya se registra en la medida de lo posible en la fase de planificación y se tiene en cuenta en el marco de la evaluación global. Esto se aplica sobre todo para la planificación de la inversión, el proceso y el desarrollo. La evitación de residuos tiene prioridad por encima de su eliminación. Los residuos que no pueden evitarse por motivos técnico-económicos se derivan para su reciclaje con el fin de lograr una viabilidad económica, de lo contrario se eliminan en el marco de las disposiciones legales.

Reducción continua del impacto ambiental

Nos esforzamos por mejorar continuamente la protección ambiental de la empresa. De forma correspondiente, medimos el éxito de las medidas introducidas y motivamos a nuestros empleados para que procedan de forma responsable con los recursos naturales y los residuos y las emisiones.
Queremos informar al público de forma adecuada sobre los éxitos de nuestra gestión medioambiental.

MR es consciente de la responsabilidad social especial para los propios empleados, pero también para los empleados de clientes y proveedores, así como otras personas en contacto con nuestros productos y servicios. La base de nuestro negocio son las leyes y disposiciones sobre seguridad laboral, prevención de accidentes y protección de la salud.

La política de seguridad, como parte integral de la política empresarial, debe contribuir a la reducción sistemática de peligros debidos a accidentes y para la salud durante la estancia en la empresa MR, así como al manipular productos y servicios MR. La seguridad para evitar accidentes y la protección de la salud son elementos que derivan de los principios empresariales de nuestro sistema de objetivos empresariales.

Principios

Más que tan solo satisfacer obligaciones legales

Nos comprometemos a cumplir las leyes sobre protección laboral, así como las normas reconocidas de la técnica para la prevención de accidentes. Sobre todo, tomamos todas las medidas para la prevención de accidentes necesarias y económicamente viables para evitar efectos nocivos para la salud en nuestros empleados.

Protección laboral y de la salud preventiva

Los aspectos de la protección laboral y de la salud ya se registran en la medida de lo posible en la fase de planificación y se tienen en cuenta en el marco de la evaluación global. Esto se aplica sobre todo para la planificación de la inversión, el proceso y el desarrollo.

Cero accidentes y/o enfermedades profesionales

Nos esforzamos por mejorar continuamente nuestra gestión de la seguridad (según OHRIS). De forma correspondiente, medimos el éxito de las medidas introducidas y motivamos a nuestros empleados, además de al resto de personas que trabajan en el recinto de la empresa, para que procedan de forma consciente con la seguridad.

Desde la entrada en vigor de la ley sobre la participación plena y equitativa de las mujeres y los hombres en cargos directivos tanto en el sector privado como en la función pública, se lograron los objetivos del primer periodo de cumplimiento definido (hasta el 30 de junio de 2017). Los objetivos se acordaron para el siguiente periodo de cumplimiento.

La empresa ha establecido los objetivos para la proporción de mujeres en la Junta directiva para el periodo que va hasta el 30 de junio de 2022 en 0 %. Actualmente, la proporción de mujeres en la Junta directiva es del 0 %, por este motivo al determinar los objetivos no fue necesario cumplir una cantidad mínima.

La empresa ha establecido los objetivos para la proporción de mujeres en el Consejo de administración para el periodo que va hasta el 30 de junio de 2022 en 0 %. Actualmente, la proporción de mujeres en el Consejo de administración es del 0 %, por este motivo al determinar los objetivos no fue necesario cumplir una cantidad mínima.

La empresa ha establecido los objetivos para la proporción de mujeres para el primer nivel de dirección por debajo de la Junta directiva para el periodo que va hasta el 31 de diciembre de 2021 en como mínimo el 17 %. El primer nivel de dirección incluye los apoderados citados.

La empresa ha establecido los objetivos para la proporción de mujeres para el segundo nivel de dirección por debajo de la Junta directiva para el periodo que va hasta el 31 de diciembre de 2021 en como mínimo el 0 %. El segundo nivel de dirección incluye el grupo de gestión.

El 31 de diciembre de 2017 la proporción de mujeres tanto en la Junta directiva como en el Consejo de administración no había variado con un 0 %; actualmente, se han logrado los objetivos para el 30 de junio de 2022. La proporción de mujeres en el primer nivel de dirección por debajo de la Junta directiva es del 25 % respecto al año anterior, de forma que en este caso se alcanzan y/o sobrepasan los objetivos previstos para el 31 de diciembre de 2021. La proporción de mujeres en el segundo nivel de dirección se mantiene inalterado en un 0 %, con lo que actualmente se ha logrado el objetivo.