07.12.2005

    IEC 61850: se impone un estándar

    Cada vez más proyectos con los reguladores de tensión de MR


    La ventaja decisiva resulta la conexión vía Ethernet al sistema de gestión. Como pioneros en la fabricación con interfaz integrado IEC 61850, hemos conquistado el éxito en numerosos proyectos.

    Top-News

    La ventaja decisiva resulta la conexión vía Ethernet al sistema de gestión. Como pioneros en la fabricación con interfaz integrado IEC 61850, hemos conquistado el éxito en numerosos proyectos.

    Al principio no fue más que un proyecto piloto para la empresa de electricidad alemán RWE, ahora nuestro TAPCON® 260 con IEC 61850 ya se ha instalado en 10 proyectos. El reto es satisfacer los requisitos de los distintos proveedores de sistemas de gestión. Basándonos en la norma, también ofrecemos con éxito soluciones de software para aplicaciones especiales y diferentes tipos de sistemas de mando. De esta forma, la regulación por medio del sistema SCADA (Remote) se lleva a cabo del mismo modo que la regulación en el aparato (Local), por ejemplo, mediante portátil y el software de visualización TAPCON-trol System. Por supuesto, este software está incluido tanto en el volumen de entrega de cualquier regulador de tensión como en el precio.
    Otro atributo importante de la interfaz de Ethernet es, sin lugar a dudas, la velocidad de transmisión, que se encuentra entre 10 y 100 Mbits por segundo. De este modo, todo el intercambio de datos se realiza a través de un cable. Asimismo y gracias a su estructura abierta, la nueva norma ofrece la posibilidad de conectar fácilmente en red todos los aparatos estacionarios. De esta forma, se integra el regulador de tensión TAPCON® en el bus de estaciones. Para ahorrar tiempo, dicha integración se realiza por intercambio de archivos, coordinándola previamente con el constructor de instalaciones. Y además, el operador tiene la posibilidad de ampliar su instalación en cualquier momento.
    Este concepto resulta interesante para cualquier usuario, no sólo contamos con referencias de clientes como RWE o Terna en Italia, sino también de pequeñas empresas de suministro eléctrico, como Empresa de Electricidade da Madeira. En Terna se trata de subestaciones de alta tensión (380/220 kV), mientras que en la isla portuguesa se trata de subestaciones de apenas 6,6 kV. Otros clientes vienen del sector industrial, como el grupo Solvay en España o Bélgica.
    Naturalmente, todos los implicados se ven beneficiados por nuestros años de experiencia en la regulación de tensión. Además, como fabricante de cambiadores de tomas, disponemos de los conocimientos determinantes que nos permiten ampliar continuamente nuestra grama de productos. Conocimientos que, con mucho gusto, compartimos con nuestros clientes en constante intercambio.