Compensación de titilaciones

    las titilaciones (flicker) describen el efecto subjetivo de oscilaciones de densidades lumínicas, originadas por oscilaciones de la tensión de alimentación.

    Las causas de estos fallos de tensión pueden ser múltiples, por este motivo es imprescindible una consideración individual de los distintos consumidores teniendo en cuenta la respectiva situación de red. Con el fin de poder evaluar la causa del fallo y el efecto de las medidas de ayuda, es necesario tener en cuenta las cargas, la distribución temporal, así como los parámetros de red en el caso de servicio más desfavorable.

    La intensidad de titilación depende directamente de la altura, la forma y la tasa de repetición de la modificación de tensión. La modificación de tensión depende por su parte de la impedancia de red y de la característica de potencia del consumidor.

    Según EN 50160, la intensidad de titilación de larga duración en el lado de baja tensión Plt no puede exceder el valor 1 durante el 95 % del periodo de medición. En este caso, la medición debe realizarse durante un periodo semanal con el intervalo promedio de 10 minutos.

    Causantes:

    • conexión y desconexión de grandes cargas
    • sierras alternativas, quebrantadoras, ascensores
    • arranque de motores, accionamientos excéntricos
    • hornos de arco
    • potencias pulsadas (control de paquetes de oscilaciones)
    • instalaciones eólicas, tomógrafos de resonancia magnética nuclear
    • máquinas e instalaciones de soldadura, convertidores

    Consecuencia:

    • oscilaciones de densidades lumínicas y como consecuencia de las mismas efectos sobre el cuerpo humano como deficiencias en la facultad de concentración, sensaciones de molestia generales o incluso ataques epilépticos
    • reducciones de la calidad (p. ej. en uniones soldadas)

    Solución:

    la compensación de flicker se distingue básicamente de una compensación de potencia reactiva usual. En este caso, el objetivo de regulación no es un factor de potencia objetivo concreto, sino el mantenimiento constante de la tensión en caso de cambios de carga rápidos. La caída de tensión en caso de cambio de carga se divide en dos componentes, una "caída de tensión activa" y una "caída de tensión reactiva". La influencia de estos componentes se produce mediante la relación de la resistencia activa y la resistencia reactiva de la impedancia de red R/X. La potencia reactiva capacitiva provoca un aumento de tensión y la potencia reactiva inductiva provoca interrupciones de tensión (palabra clave: triángulo de Kapp). La caída de tensión total se obtiene mediante:

    El objetivo de regulación de la compensación de flicker es compensar ΔQ mayoritariamente inductivo, de forma que ΔU=0. Para ello, se precisa una ligera sobrecompensación para eliminar el sumando de la potencia reactiva ΔP de la ecuación (en este caso, el signo de ΔQcomp es negativo).

    Según lo dinámicas que sean las oscilaciones de carga, la potencia de compensación puede alimentarse mediante instalaciones de compensación dinámicas y/o filtros de potencia de red activos. Alternativamente, las modificaciones en el comportamiento de servicio de la carga o el aumento de la potencia de cortocircuito pueden reducir el valor de titilación. En cualquier caso, para el dimensionado de una compensación de flicker se precisa una medición de las curvas de carga de corta duración.